Visitamos Los T Neles De Vietnam En 5 Minutos

La guerra de vietnam en la vida diaria

Así, la detracción de las propiedades útiles de unos bienes es al mismo tiempo la reproducción de otros, que aceptan en condiciones del mercado la forma mercantil. Por eso podemos llamar el consumo en un amplio sentido cualquier proceso tecnológico, que representa "el consumo" de algunos recursos económicos (los factores de las producciones para la recepción de otros bienes con las nuevas propiedades útiles. En el sentido estrecho la noción "el consumo" es un tipo especial de la actividad económica, que es vinculado al proceso del sustento de vida de las familias (familias) de casa y los individuos (consumidores) separados.

El objeto de la investigación en el trabajo es la conducta socioeconómica de la persona en condiciones del desarrollo de las relaciones de mercado. El objeto de la investigación – como el fenómeno socioeconómico y es social-psicológico.

A toda la evidencia que parece de la división de los objetos de las necesidades humanas en material, ideal y social ello muy relativamente. Por ejemplo, los objetos distintos materiales de las necesidades humanas se distinguen significativamente de los parámetros del consumo, entre que es posible distinguir es funcional-pragmático (en realidad el proceso de la extracción ) y como un rito-simbólico. Si hablamos sobre último, distinguimos cierto contexto, que no reducirse a la recepción de la utilidad (ventaja) concreta de consumo, pero supone la presencia de los valores "profundos" y la aspiración a ellos. El objeto material de las necesidades humanas, la función directamente de consumo (pragmática) actúa, como regla, el portador de ciertos símbolos, que muestran los modos concretos del consumo. Estos símbolos indican al lugar concreto del sujeto del consumo en el sistema de la estratificación social. Así el objeto del consumo en "la envoltura" simbólica fija las prioridades socioculturales y las preferencias de los consumidores que da la posibilidad de llevar último a los ciertos otros grupos étnicos, demográficos y sociales.

Para la afirmación y la regulación de tal modo de vida sirve la publicidad, que objetivo — no tanto contribuir a la venta de una u otra mercancía, cuanto introducir en la conciencia pública la imagen de la sociedad entera, estas mercancías que consume. Semejante no sabe en principio el límite, la saturación, ya que tiene que hacer no con las cosas como por tales, y con los signos culturales, el cambio por que pasa continuamente e infinitamente.

En un sentido más estrecho el consumo es completamente lógico llevar ya a los modelos de la conducta económica, puesto que último es “la substancia social” de todos de los procesos, que en el conjunto componen lo que se llama en la vida económica de la sociedad. Esto es vinculado a aquel hecho que en el fondo de la vuelta de la masa enorme de los valores económicos (los bienes, los servicios, la información) y sus transformaciones el uno en el otro, están las actas de grupo y de masas de la conducta, realizado para la satisfacción de las necesidades de las personas directo o, en las partes por la imagen mediata.

Sin embargo los discursos semejantes ahora son muy raros todavía y no son difundido. A la humanidad moderna es propio gustar vivir en el mundo irreal, inventado, virtual, cuando su cada paso y la acción es de antemano contado y lleva la ventaja material y la utilidad pequeño las personas que programan su existencia.

En la sociología el consumo es examinado como el fenómeno social y es social-psicológico, como la esfera de la socialización de la persona, la formación de las normas sociales, los valores, la cultura. Son enfocadas Aquí las relaciones entre las personas, precisamente por eso atrae la atención de los sociólogos.

En el sistema del ciclo de consumo se realiza el proceso de la detracción de los recursos económicos de la vuelta mercantil y se realiza la atribución de sus propiedades útiles. Además durante el consumo unos recursos económicos se transformarán en otros, que pueden incluirse en ciertas condiciones en la vuelta económica. Así, las mercancías, consumidas por la persona, se transformarán en la mano de obra necesaria durante la producción.

El análisis de la literatura científica muestra que característico para la sociedad occidental a lo largo de los últimos 2 siglos el crecimiento continuo del bienestar material por primera vez en la historia abastece a las personas el nivel confortable del consumo, pero, al mismo tiempo, crea el fenómeno designado por el término "". Es la ideología especial, el tipo específico público (e individual) las conciencias, para que el consumo en sus formas y las variedades se hace por el objetivo final y el sentido de la existencia.